miércoles, 16 de septiembre de 2020

Por la alta montaña cazorlense

Otra de las escapadas que realizamos a finales de agosto fue a las sierras de Cazorla-Segura, en Jaén. Aunque había publicado algunas entradas de la flora de la media montaña cazorlense, faltaba dar un repaso a algunas de las especies representativas de su alta montaña, así que nos acercamos a una de sus cumbres señeras, el Pico Cabañas (Sierra del Pozo, 2.037 metros de altitud), el cual es fácilmente abordable desde los pinares de Puertollano, a unos 1.800 m.

 

Troncos de Pinus nigra. Forman parte del sotobosque de estos pinares de pino laricio Berberis australis, Erinacea anthyllis, Echinospartum boissieri, Genista longipes, sabinas y enebros rastreros... Presentamos a continuación algunas de estas plantas y de las que se encuentran en los alrededores de la cima del Cabañas.


Daphne laureola

Ononis aragonensis

Centaurea jaennensis

Probablemente se trate de Teucrium aureum.


Arenaria alfacarensis


Una cistácea tendida: Fumana baetica.

Una de las pocas especies con flores es Scabiosa andryaefolia.

Vistas del embalse de La Bolera desde el Pico Cabañas.

Un arbustillo de las altas montañas béticas: Daphne oleoides.

Daphne oleoides

Ejemplar de gordolobo al lado de la caseta de la guardería.


La pequeña crucífera Draba hispanica con restos de frutos.

Convolvulus boissieri


Plantago subulata

Potentilla petrophila

La madreselva Lonicera splendida.

Al descender aparecen otras plantas como Globularia spinosa.

Un zorrito en una pista forestal.

Dejamos atrás el Pico Cabañas para hacer una parada en el Torcal de Torcallano, una interesante formación kárstica en la que los árboles y arbustos de la sierra asoman desde las grietas de las rocas calizas.

Una de las grietas mencionadas. Aunque el enclave está vallado (supuestamente para defender a las especies vegetales que crecen en este medio), lo cierto es que las cabras monteses siguen devastando a estas plantas.

Un ejemplar de almez (Celtis australis) muy recomido.

Otra vista parcial del Torcal con tejos, arces, madreselvas arbóreas, cerezos de Santa Lucía, pinos laricios, tejos, etc.

Tejo (Taxus baccata).

Prunus mahaleb, el cerezo de Santa Lucía.

Lonicera arborea

También quedan algunas encinas (Quercus ballota) supervivientes.

Prunus prostrata

Fuera del Torcal fotografiamos a esta enorme sabina rastrera (Juniperus sabina), entre cuyas ramas crecen enebros, agracejos y otros arbustos.

Teucrium rotundifolium

Una interesante población de la solanácea Atropa baetica.

Frutos de Atropa baetica.

Genista pseudopilosa

Finalizo con la gran sorpresa de la jornada, que consistió en fotografiar a este joven quebrantahuesos sobrevolando los pinares de Cazorla. Hace años (en 1984, uf...) fui testigo de los vuelos del que fuera el último (o casi) quebranta andaluz y, aunque sabía que el programa de reintroducción estaba teniendo algunos éxitos, no esperaba volver a ver a esta extraordinaria rapaz surcando estos cielos. Enorme colofón para un gran día.