miércoles, 22 de mayo de 2019

A este no hay quien lo pille abierto

Me refiero al tulipán silvestre (Tulipa sylvestris) de la fotografía: hace años encontré este ejemplar solitario a principios de mes (mayo), con la flor a punto de abrirse en el Valle Medio del Lozoya (Sierra de Guadarrama, Madrid), en una zona rocosa (esquistos) con encinas, sabinas albares, enebros, cantuesos y otros matorrales seriales. Desde entonces, periódicamente me paso por allí buscándolo, pero lo cierto es que no he vuelto a ver a esta especie bulbosa en la zona.

El tulipán silvestre habita buena parte de la Península Ibérica (excepto el extremo noroeste), ocupando un rango altitudinal amplio (desde el nivel del mar hasta por encima de los 2.000 m), en herbazales, roquedos o escondido en los huecos que dejan algunos matorrales. Aunque a veces se hace de rogar y cuesta encontrarlo, por toda España existen muchos ejemplos de naturalistas que sí han tenido la suerte de verlos con la flor abierta, por ejemplo en Extremadura, Alicante, La Mancha, Navarra, Andalucía, León, Aragón, etc. Seguiremos intentándolo.