jueves, 30 de marzo de 2017

El narciso ¿cantábrico?


En un curso de gestión de espacios cinegéticos en la Escuela de Ingenieros de Montes a comienzos de los años noventa, tuvimos un profesor que al tratar el impacto de los depredadores sobre la caza soltaba frases del tipo "el águila culebrera, que, como su nombre indica, se alimenta de perdices y conejos..." (aparte de que al hombre no le sonara mal el control de depredadores hay que reconocer que en parte lo hacía para escandalizar a la audiencia que tenía delante, así que no sufran mucho).

Pues (perdón por el desbarre inicial) al narciso cantábrico le pasa más o menos lo mismo: "el Narcissus cantabricus, que, como su nombre indica, crece en los Sistemas Béticos, Central, Montes de Toledo y Sierra Morena (con alguna cita alejada en Zaragoza)...". Porque, efectivamente, amigos, se trata de uno de estos casos en los que el nombre científico de la especie está puesto para despistar, pero ya se sabe que en la ciencia Botánica el primero que pone el nombre, se la lleva.

A fotografiar los ejemplares de la foto superior me llevó mi amigo Miguel del Corro el pasado día 20 de marzo (eran casi los últimos individuos con flores frescas, la mayoría de la población ya las tenía pasadas), y si quieren saber más de la especie, les recomiendo que entren al enlace de su blog, donde se da buena cuenta del narciso ¿cantábrico?, así como de otras especies que habitan en la Sierra de Hoyo:

https://delmanzanaresalguadarrama.wordpress.com/2017/03/23/narcissus-cantabricus/