martes, 22 de mayo de 2012

Algunas plantas de la olmeda y alrededores

En el término de Hoyo de Manzanares, visitamos una olmeda que se extiende de forma lineal entre los muros que separan las fincas ganaderas, ubicada en una zona con predominio de fresnos y quejigos. Fotografiamos algunas especies que crecen entre los setos que forman los olmos y fresnos próximos.


Vista de parte de la olmeda.


Otro olmo al lado de un tronco seco.


La orquídea Cephalanthera longifolia.


Algunas umbelíferas ya están en flor, como el apio perfoliado (Smyrnium perfoliatum).


De la anterior familia, Anthriscus caucalis.


La madreselva Lonicera etrusca, acompañante muy habitual en todos los setos de la zona, también en plena floración.


Otra umbelífera, algo apartada de las anteriores, que ahora solamente presenta las hojas basales: Magydaris panacifolia.


Arum cylindraceum antes de abrir la espádice.


Nos alejamos de olmos y fresnos para fotografiar el pastizal en esta tarde de lluvias intermitentes.


El botón azul (Jasione montana), muy común en estos pastos.


Un par de doncellas punteadas (Melitaea cinxia) sobre la gramínea Bromus hordeaceus.


Cantuesos invadiendo los pastos por falta de aprovechamiento ganadero.


Volvemos, ya en el dominio de las encinas; al fondo, el skyline de Madrid y un atisbo de arco iris.



(Gracias de nuevo a D. Miguel DC por enseñarme tantas plantas chulas.)

martes, 15 de mayo de 2012

Sierra Bermeja (V): leguminosas arbustivas

Repaso a buena parte de las leguminosas arbustivas que crecen en Sierra Bermeja, ascendiendo desde la costa hasta las cumbres.


Poblaciones costeras de Genista lanuginosa y Calicotome villosa.

Aunque las poblaciones más conocidas de Genista lanuginosa (o Genista hirsuta subsp. lanuginosa) se encuentran en las zonas altas de la sierra, traemos a una población cercana a la costa de esta especie, en plena floración a mediados de abril. Especie (o subespecie) endémica de estas sierras.





Genista lanuginosa


Aquí, cerca del mar, comparte hábitat con el erguén (Calicotome villosa), un arbusto armado con largas espinas que crece junto a acebuches y otros matorrales termófilos, formando setos impenetrables. En abril casi todos los ejemplares presentan el fruto ya bien formado, lo que indica lo pronto que florece por las zonas bajas de la Costa del Sol.


Erguén: sus legumbres presentan alas laterales bien manifiestas.

Otra foto del erguén, realizada a finales de diciembre en la misma zona, cuando buena parte de la población se encuentra en flor; se muestran, además, hojas, ramas seríceas y alguna espina.


Calicotome villosa

Más arriba, ya dentro del ámbito forestal, acompañando a alcornocales, castañares o a los pinares más húmedos, encontramos varias especies de escobones, denominándose así a varios géneros distintos de leguminosas que pueden alcanzar gran altura y carecen de espinas. El primero es Teline monspessulana, visto en flor en el mes de enero, corresponde a un ejemplar de más de dos metros de altura.


Teline monspessulana

También Cytisus arboreus puede florecer en pleno invierno, como el siguiente ejemplar mostrado. Esta especie la hemos visto en Sierra Crestellina, en las estribaciones de Sierra Bermeja.




Cytisus arboreus: detalle de la flor.

Por último, Cytisus villosus: lo encontramos en una de las rutas que ascienden desde Casares hacia Los Reales; de grandes hojas trifoliadas con peciolo largo y folíolos cubiertos de pelillos por ambas caras.


Aspecto de Cytisus villosus en verano.

En los matorrales más próximos a las cumbres encontramos especies de menor talla que los anteriores escobones. Una es Cytisus malacitanus, de hojas superiores unifoliadas e inferiores trifoliadas. Florece mayoritariamente en primavera y el fruto es una legumbre plana cubierta de pelos adpresos. Fotografías de porte, detalle de flores y hojas y fruto:






Legumbre de Cytisus malacitanus en julio.

Por último, una de las especies más comunes de Sierra Bermeja: el tojo Ulex baeticus, de forma almohadillada en las partes elevadas de la Sierra, con espinas primarias y secundarias de longitud similar. La subespecie baeticus es endémica de ésta y otras Sierras cercanas.




Porte de Ulex baeticus.

martes, 8 de mayo de 2012

Sierra Bermeja (IV): algunas cistáceas

Algunas cistáceas en flor en Sierra Bermeja durante abril.

La especie que soporta ambientes más húmedos y sombríos es la jara de hoja de álamo (Cistus populifolius), que aquí ocupa grandes extensiones. Posee grandes hojas, pecioladas, con la base acorazonada y el borde ondulado.




También con hojas pecioladas, pero mucho más pequeñas y rugosas y con la base del limbo redondeado está el jaguarzo morisco (Cistus salvifolius).




De flores rosas, hojas sésiles y aspecto blanquecino tenemos a la estepa blanca (Cistus albidus).




Por último, una matilla de Fumana thymifolia comenzando a florecer, de hojas opuestas y estípuladas.




Hábitat: varias Cistus populifolius crecen en un alcornocal con madroños en Sierra Bermeja.