miércoles, 15 de febrero de 2012

El híbrido entre la cornicabra y el lentisco (Pistacia x saportae)

Los parentales: la cornicabra (Pistacia terebinthus)...

La cornicabra es un arbusto alto, caducifolio, distribuido por casi toda la Península (aunque evita las zonas más secas y la alta montaña), caracterizado por tener hojas imparipinnadas (un número impar de folíolos), con el folíolo terminal frecuentemente algo mayor que los laterales e inflorescencias femeninas en grandes panículas ramosas.

En la siguiente fotografía, disposición y forma de las hojas de un ejemplar típico:



Sus infrutescencias, cuando están maduras (con frutos de color rojo y azulado), tampoco pasan desapercibidas; en la derecha y centro de la siguiente imagen, las agallas con forma de cuerno (producidas por la picadura de un pulgón), santo y seña de la especie:




Acompaña a encinas, varias especies de pinos o melojos, ascendiendo hasta los 1.500 m de altitud. Más frecuente sobre suelos calizos, también se desarrolla sin problemas sobre los de naturaleza ácida.

Esporádicamente forma masas más o menos puras (Sierra Mágina o El Tiemblo, en Jaén y Ávila, respectivamente), pero lo normal es encontrarla dentro de los anteriores ambientes forestales.

... y el lentisco (Pistacia lentiscus)

El lentisco, un arbusto de menor porte que la cornicabra, posee hojas perennes, con un número par de hojuelas; la inflorescencia/infrutescencia femenina es mucho más discreta que en su anterior congénere, con aspecto de pequeñas espigas por lo general bien cubiertas de frutos (el lentisco garantiza la producción de buenas cosechas de frutos todos los años, afectándole poco la vecería que presentan muchas otras especies mediterráneas).




El raquis de las hojas (el eje donde se unen los folíolos) es de tipo alado, es decir, presenta una extensión laminar que le proporciona un aspecto muy característico:




Es un arbusto friolero que por lo general evita el centro y norte de nuestro país; es muy frecuente, sin embargo, en el contorno mediterráneo y sur de España, incluyendo las Baleares. Como ya hemos presentado aquí, acompaña a algarrobos, palmitos, labiérnagos, erguenes y otras especies termófilas, formando con mucha frecuencia masas donde es dominante.

Un hijo con características intermedias

Aunque limitadas por la sequedad que afecta a la cornicabra y al clima más frío que afecta al lentisco, desde Cataluña hasta Extremadura, incluyendo algunas comarcas castellano-manchegas, ambas especies pueden encontrarse. En estas ocasiones, a veces, se cruzan y forman el híbrido Pistacia x saportae, de características intermedias.

Las fotografías (también de los parentales) han sido realizadas en Casares (Málaga), durante el otoño.

Las hojas de Pistacia x saportae presentan un número impar de folíolos (como la cornicabra) pero con el raquis claramente alado (como el lentisco), como se muestra a continuación:




Son hojas más correosas y brillantes que las de la cornicabra, y según se indica en el siguiente enlace sobre la flora del Bages (Barcelona), pueden llegar a cambiar de color durante el invierno, sin que el arbusto llegue a perderlas.

Otra foto de un ejemplar con las anteriores características, de tipo "lentiscoide", por su bajo e intrincado porte:



¿Y estos otros ejemplares?

Parece ser que otra de las características de estos híbridos es la presencia de un folíolo terminal de mucho menor tamaño que los laterales. También en Casares, encontramos estos ejemplares de cornicabra, donde destaca la presencia de un folíolo terminal muy rudimentario:






En otras serranías andaluzas como Grazalema (Cádiz), hemos visto cornicabras que presentan hojuelas que parecen abandonar la forma elíptica para tender hacia el aspecto más lanceolado del lentisco, presentándose incluso, en algunas hojas, un número par de folíolos, como en el segundo ejemplo:







En Gibraltar, para finalizar con esta serie de ejemplos, encontramos otro posible híbrido, con el folíolo terminal de las hojas muy reducido y raquis algo alado, como en los casos de Casares:


1 comentario:

  1. Buenas tardes,
    me gustaría felicitale por la expliación tan clara que ha dado en esta entrada sobre las pistacias y su híbrido.
    Aquí en Huelva, en Marismas del Odiel, también tenemos algunos individuos. (He subido algunas fotos en facebook: https://www.facebook.com/evadelacortezamorano/media_set?set=a.618214048200629.1073741830.100000361181637&type=3)
    Saludos,
    Eva

    ResponderEliminar