jueves, 10 de octubre de 2013

Tiempo de recolección de especies autóctonas

Durante estos días hemos recogido frutos de varias especies autóctonas de árboles, arbustos y trepadoras a lo largo del país. Aprovechando que ya teníamos algunas semillas limpias (y fotografías de sus "padres"), repasamos algunas de ellas.

La vid silvestre con frutos.

Queda pendiente la preparación, conservación y siembra de las anteriores durante los próximos meses: iremos informando de los éxitos (bueno, y fracasos) que acontezcan. Ahí va el muestrario.


Sorbus intermedia: un mostajo del norte del país; en Madrid estaba citado un único ejemplar que creo que desapareció.

Cosecha y hojas de Sorbus intermedia.

Semillas de Sorbus intermedia. Precisan estratificación en un sustrato húmedo durante varios meses para germinar en primavera.
 
Fresno de flor (Fraxinus ornus) con frutos.

Detalle de Fraxinus ornus.

Sámaras de Fraxinus ornus.

Cytisus arboreus (C. arboreus subsp. baeticus) en flor a finales de marzo: un escobón de gran talla que habita Andalucía occidental y Extremadura.

Legumbres de Cytisus arboreus. En general las semillas de leguminosas deben tratarse para garantizar unos porcentajes de germinación aceptables. Suelen escarificarse para romper el tegumento externo que impide que germinen.

La clématide (Clematis vitalba): una trepadora de hoja caduca creadora de setos.

Frutos de la clemátide: se trata de un conjunto de núculas con una cola plumosa muy llamativo.

Los frutos de la clemátide tras su recogida.

Pie femenino de vid silvestre en octubre.

Vitis vinifera subsp. sylvestris. Detalle de hoja y racimo.

Semillas de vides silvestres. Como puede apreciarse, presentan un aspecto más rechoncho que el de sus parientes las vides cultivadas.
 
Otra trepadora, la madreselva Lonicera periclymenum, en fruto.

Restos de frutos de Lonicera periclymenum, muy apreciados por las aves, entre zarzales.

Semillas de L. periclymenum, tras retirar la pulpa de los frutos.
 
Uno de nuestros rosales silvestres: Rosa stylosa. A ver si le dedicamos una entrada exclusiva en el blog en breve.

Semillas de Rosa stylosa; pueden verse los restos de pelillos que cubren los frutos por dentro, tan característicos del género.
 

2 comentarios:

  1. Hola Salva, muy interesante, como siempre. Y si en otra entrada explicas bien los métodos de estratificación pues cojonudo. Hay algunas que necesitan estratificación y luego un periodo frío antes de plantarlas en primavera, no?

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David. Pues pensaba hacerlo a posteriori y según me vaya: la verdad es que no tengo experiencia en el tema, así que tiraré de bibliografía y ya veremos.

      De entrada, parece que salvo los Cytisus, el resto de géneros mencionados necesitan (o les conviene, para mejorar los porcentajes de germinación) la estratificación: todos una estratificación fría (4-5º C) de al menos 8 semanas y, además, una estratificación caliente (sobre los 20º C) durante alguna semana más los Sorbus, Fraxinus y Rosa. Los rosales silvestres, según estoy leyendo, son bastante difíciles de multiplicar por semilla.

      Bueno, ya iré contando. Oye, (cambiando de tercio) muy buena entrada la de la zarzamora y la curruca: los temas de simbiosis animales-plantas siempre me han parecido lo más interesante de todo.

      Un abrazo.

      Eliminar