sábado, 28 de diciembre de 2013

Frutos y semillas del rusco

Desde el otoño hasta principios del invierno podremos encontrar los frutos maduros del rusco (Ruscus aculeatus). Se trata de una mata de gustos umbrófilos que encontraremos en diversos tipos de bosques (sobre todo encinares y otras formaciones de hoja perenne) desde el nivel del mar hasta los 1.400 m de altitud. Cuando presenta los frutos maduros, el contraste de éstos con el verde brillante de sus cladodios (tallos adaptados que parecen ser las hojas), lo convierten en una especie muy decorativa.

Frutos de rusco. Son bayas globosas de 10-15 mm de diámetro que suelen contener de una a dos semillas (a veces más). Son muy venenosos.

Semillas de Ruscus aculeatus tras eliminar la pulpa. Algunas tienen forma semiesférica. Para que germinen, hay que combinar la estratificación en caliente durante uno o dos meses con una posterior estratificación en frío.

Aspecto del fruto en una ramilla de rusco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario