miércoles, 25 de diciembre de 2013

La fructificación del espino amarillo (Hippophae rhamnoides)



 
Ya habíamos presentado al espino amarillo, un arbusto alto y espinoso que en España solamente podemos encontrar en el Valle de Tena (pirineo oscense), en zonas de avenida y de sedimentación fluvial. Su espectacular fructificación y el ser uno de los arbustos autóctonos más raros del norte de nuestro país le hace merecedor de una segunda entrada (bueno, y que ahora tengo mejores fotos de los frutos que antes).
 

Frutos de Hippophae rhamnoides, con su llamativo color anaranjado y forma redondeada, que los hacen inconfundibles. A diferencia de otras especies, la recolección de sus frutos puede alargarse en el tiempo, pues permanecen desde finales de verano hasta marzo en la planta.

Hemos recogido frutos del espino amarillo: la recolección es un incordio, pues se trata de una especie muy espinosa con la que hay que tener cuidado para no dañarse. Junto a los frutos, puede apreciarse una espina típica de este arbusto.

Y si la recolección tiene sus riesgos, el despulpado es directamente una pesadilla, pues cuesta mucho liberar a las semillas de la carne del fruto; además están cubiertas por una fina capa que las separa de la pulpa que cuesta mucho eliminar. Cada fruto cuenta con una única semilla. Aunque es una especie que germina bien sin tratamientos, también se recomienda la estratificación en frío durante tres meses.


2 comentarios:

  1. Estudiando los bosques de galería ,encontré esta rareza de las saucedas arbustivas (los bosques ibérico ) y tu blog
    Gracias por compartir tus conocimientos y estas bonitas fotos

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitas... me encanta este arbusto. He plantado unos arbustos de la variedad alemana en casa de mis padres, en Hoyo de Manzanares, la sierra de Madrid. Pero me encantaría tener la variedad autóctona...
    Saludos!
    Jesús

    ResponderEliminar