lunes, 20 de agosto de 2018

El serbal de los Sudetes (Sorbus sudetica) en Larra


Recorrido a principios de agosto por el karst de Larra (Navarra). Nos encontramos en la gran planicie caliza que se encuentra entre los 1.400-2.500 m de altitud, aunque nosotros nos moveremos entre los 1.600 y los 1.800 m, donde encontramos algunos serbales de los Sudetes (Sorbus sudetica).

El roquedo calizo ocupa 120 kilómetros cuadrados y ha sido excavado por el agua y el hielo, contando con todas las formas típicas del modelado kárstico. Además de los bosques de pino negro (Pinus uncinata), destaca la presencia de matorrales y pastos herbáceos que son aprovechados a diente por el ganado ovino mayoritariamente.

Vamos a presentar a algunas de las especies que crecen en esta mole caliza, donde, parodójicamente, no abunda el agua en superficie (pese a que las precipitaciones pueden llegar a los 2.500 mm anuales).

Bupleurum angulosum

Varios sauces rastreros, junto con otras especies, crecen profusamente entre las grietas calizas, contribuyendo a la formación de suelo entre el roquedo.

Inflorescencias femeninas de Salix pirenaica.

Hypericum nummularium

Rhamnus pumila

Las cabras también están presentes.

Vistas generales de los pinos negros entre la gran planicie calcárea.

Las grandes simas están muy presentes en la zona: algunas de ellas superan los 1.300 m de profundidad, contando en su interior con galerías y ríos subterráneos.

Campanula cochlearifolia


Ganado ovino.

En la base de este lapiaz encontramos al primer Sorbus sudetica.

Detalle de las hojas de Sorbus sudetica, donde se aprecia el envés cubierto de tomento.

Hábitat general de la especie, entre los 1.600-1.700 m de altitud, una cota relativamente baja para lo que se supone que es un arbusto de alta montaña.

Senecio pyrenaicus

Sideritis hyssopifolia

Rhamnus alpinus creciendo sobre una glera.

Entre la maleza destaca la inflorescencia de Stachys alopecuros.

Valeriana montana

Rosa pendulina, un rosal de alta montaña.

Thymelaea dioica

Potentilla alchemilloides

Matorrales cundidores de Genista hispanica subsp. occidentalis.

Detalle de los frutos, hojas y espinas de Genista hispanica subsp. occidentalis.

Una parada en el camino.

Aquí encontramos otro ejemplar de serbal de los Sudetes, en este caso sobre unas rocas que se elevan al borde de un hayedo.

Vista del anterior ejemplar con las hayas y los pinos al fondo. A partir de los 1.700 m de altitud los hayedos (y hayedos-abetales) crecen en las hondonadas del roquedo, en las zonas más resguardadas, mientras que los pinos negros se elevan ocupando las partes más ásperas y rocosas.

Sorbus sudetica: detalle de los frutos en agosto. Todavía les faltan varias semanas para coger color.

Descendemos y terminamos en el río Belagua, con una vista de los magníficos ríos pirenaicos y sus saucedas y bosques mixtos asociados.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario